Lomo de bonito saltado

lomode bonito saltado

Este plato es realmente increíble, me sorprendió su resultado. El bonito es un pescado muy versátil, pues sé desde hace muchos años que el Bonito se consumía en ceviche y frito, pero con su reciente adopción en la comida japonesa se está diversificando más aun su uso.

El secreto para disfrutar el Bonito es limpiarlo bien, hay que distinguir lo que es carne roja y carne negra. La carne negra se encuentra focalizada en muy pequeñas porciones en el centro del filete y es de un sabor muy fuerte y penetrante. La carne roja, que es la que compone todo el filete, es realmente deliciosa, suave y de una gran consistencia. Esa carne, frita, sellada, cruda, a la parrilla o aderezada con limón es realmente agradable y debería ser parte básica de nuestra alimentación, pues además, como ya lo mencioné en otros posts, es muy barato y alimenticio.

Para este plato estuve pensando en que uso le podía dar al pescado y basándome en el hecho de que es de carne consistente y que puede recibir un tratamiento mucho más agresivo que un filete normal que se deshace en una fritura de mucho movimiento y temperatura decidí hacer un bonito saltado.

Ingredientes (para 4 personas):

2 filetes grandes de bonito.
2 tomates italianos.
½ media cebolla. Roja.
1 ají verde.
Kion – gengibre rayado (poco)
Salsa de soya china 100 ml.
Salsa de ostión 25 ml.
Aceite de ajonjolí (unas gotas)
Vinagre blanco 25 ml.
Miel de abeja 20 ml.
Ajo, sal y pimienta.
Culantro.
Aceite vegetal.

Preparación:
Trozar los filetes en tamaño mediano – grande, es importante el corte, pues el bonito, como el Atún, se debe sellar, no cocinar al 100% y para eso se requiere un buen tamaño. Se salpimienta el pescado, se le agrega ajo molido y se deja reposar por unos 10 minutos para que la carne coja el sabor. Se cortan la cebolla, los tomates y el ají en corte de lomo saltado. Se pica el culantro. Se hace un preparado con todas las salsas que tenga la siguiente proporción: 2 partes de salsa de soya china, 1 parte de salsa de ostión, 1 de vinagre, 1 de miel de abeja, unas gotas de aceite de ajonjolí y el kion rayado.

Se calienta el aceite vegetal en una sartén y cuando esté muy caliente se agrega la cuarta parte del bonito, se saltea por 1 minuto y se agregan la cebolla y el ají por otro medio minuto más para finalmente agregar el tomate y el preparado. Se cocina todo junto por 1 minuto más y se retira del fuego para servir con arroz y papas fritas.

Es un plato realmente agradable, alimenticio y fácil de preparar. Anímense.

Anuncios

Acerca de Fernando Cavero

Gourmand por definición
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s