Raviol de asado con costra de parmesano y romero

final
El otro día tuve un almuerzo y me encargaron el asado, era esa clase de almuerzos familiares en los que cada quien lleva algo y entre todos se arma un verdadero banquete.

En realidad no me encargaron el asado, yo pedí encargarme del mismo porque era la ocasión perfecta para aprender a hacerlo como lo hacían en mi casa. Durante años crecí creyendo que el asado era de una forma (la que hacían en mi casa), pero sin embargo con el tiempo descubrí que en mi casa lo hacían de manera diferente a como se hace en todos lados. La salsa es mucho más oscura y tiene un sabor penetrante muy agradable.

En mi casa el asado se acompaña con frijoles, no tanto con puré como suele hacerse en todos lados, y otra aplicación muy común es con fideos, pero cuando lo preparan para pasta hacen una variante en la salsa que hace que rinda mucho más.

Llamé a mi casa, pedí la receta e hice algo que NUNCA hago: seguirla al pie de la letra. Lo que más me gusta de la cocina es esa facilidad que existe para salirse de lo planeado o recomendado e innovar, buscar nuevos sabores, texturas, colores, etc. Pero en esta ocasión estaba tras la búsqueda de un sabor y color específico, así que contra mi voluntad y superando varias veces la misma tentación logré llegar al riquísimo asado de mi casa.

Ahora bien, como mecanismo de negociación interna conmigo mismo, acordé no salirme de la receta, pero una vez hecho el asado tenía que separar un poco del mismo y ver que hacía de distinto con el, y entusiasmado por mi nuevo soplete de cocina y recordando que el romero y el asado son grandes amigos (y que en la receta de mi casa el romero ni se asomaba) pensé en un raviol de asado con una costra de parmesano y romero.

En esta ocasión me propuse, por lo laborioso del plato hacer un foto reportaje de toda la preparación para que sea más fácil seguirla, así que disfruten lo que a continuación viene!

Preparación:

Paso 1:
Hacer cortes diagonales e insertar bastones de zanahorias.
carne cruda

Paso 2:
Aderezar la carne con vinagre, ajo molido, sal, pimienta, comino y ají mirasol.
carne aliñada

Paso 3:
Dorar la carne en una olla grande. Hacer que se queme ligeramente el contorno de la carne.
carne frita

Paso 4:
Retirar la carne y en ese mismo aceite hacer un aderezo con una cebolla grande, sal, pimienta, comino y ajo molido.
aderezo

Paso 5:
Cuando la cebolla esté cristalina agregar 3 tomates picados y seguir cocinando a fuego lento hasta que el aderezo de deshaga.
aderezo 2

Paso 6:
Poner la carne, todo el aliño de la misma y cubrirla con agua hirviendo. Cerrar la olla a presión y cocinar por 45 minutos.
carne hirviendo

carne hervida

Paso 7:
Con un cuchillo eléctrico cortar la carne en tajadas y luego estas deshilacharlas.
carne desmenuzada

Paso 8:
En una lámina de pasta fresca para lasaña se pone el asado y trozos de queso gouda, se coloca en el borde huevo batido y se cierra prensando con un tenedor
armando raviol

raviol armado

Paso 9:
Se hierve el raviol por 4 minutos o lo que tome la pasta en salir a flote.
raviol hirviendo

Paso 10:
Se colocan laminas de parmesano y hojas de romero y se sopletea o se gratina en un horno para pan.
raviol casi listo

Paso 11:
Servir.
final 2

Anuncios

Acerca de Fernando Cavero

Gourmand por definición
Esta entrada fue publicada en Recetas reinventadas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Raviol de asado con costra de parmesano y romero

  1. Sonia SB dijo:

    Que rico Fer! Se ve buenísimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s