Ají de gallina pimpeado

20150720_140518

Como algunos ya saben, este blog tiene como centro la cocina creativa, es decir, recetas nuevas, pero en muchos de los post, trabajo recetas clásicas modificadas, y es que la cocina siempre permite variantes.  Podemos por ejemplo achinar un lomo saltado tomando como referencia la técnica del plato (saltado), o podemos italianizar un tallarín verde entendiendo que es el nieto de un genovés tallarín al pesto, o podemos agregarle cítricos a un ceviche entendiendo que debemos seguir en la escala de los ácidos, y así la lista continua.

Esta vez fue el turno del ají de gallina, y es que por más rico que sea un plato siempre me estoy preguntando que más se le podría hacer, como se podría mejorar o simplemente como lo refresco y le doy un giro simpático.  Entonces me pregunté, ¿qué pasa si reemplazo la leche por crema de leche? le tendría que poner menos pan, porque la crema de leche espesa mucho más, pero suena interesante. Y luego me pregunté, ¿qué pasa si le agrego un toque de queso crema al final?, ¿suena provocativo no?, pues les diré que salí ovacionado de la mesa, pero eso si, si vas a preparar ají de gallina por primera vez, hazlo bajo la receta original, pues además de ser espectacular tiene que ser sí o sí tu punto de partida y referencia para las recetas alternativas.

Esta fue la lista final de ingredientes convocados para 6 personas:

Para el caldo:

  • 1 pechuga de gallina o pollo.
  • 2 ramas de apio
  • 1/3 de poro
  • 1 zanahoria
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de sal.

Para el plato principal:

  • La pechuga cocida y deshilachada.
  • 1/2 tasa de caldo.
  • 1 cebolla roja mediana.
  • 4 dientes de ajo.
  • 6 ajíes amarillos licuados.
  • 2 cucharadas de ají mirasol.
  • 400 ml de crema de leche.
  • 1.5 panes francesas.
  • Un puñado de pecanas picadas.
  • 80 gr. de queso crema (Philadelfia original de preferencia).
  • 50 gr. de queso parmesano rayado (italiano, original).
  • Sal, pimienta y comino.

Preparación:

El caldo es muy sencillo, pues hierves todos los ingredientes en 2 litros de agua por 45 minutos.

En una olla aparte doras la cebolla y el ajo picado.  Cuando ya está transparente la cebolla agregas la sal, la pimienta, el comino y el ají mirasol.  Un par de minutos después, agregas el ají amarillo, y un minuto después el pollo, el pan licuado con la crema de leche y el caldo de pollo.  Remueves suavemente todo por 5 minutos hasta que rompa el hervor, verás que espesa muy rápido, pues la crema de leche es excepcional para eso.  Por último le agregas las pecanas, el queso rayado y el queso crema.  Mueves todo una vez más por unos minutos hasta que asegures la mezcla absoluta de todos los ingredientes y apagas la olla y sirves.

Acompaña la preparación con papa amarilla hervida, huevo duro, aceitunas y arroz si deseas.

Anímate si quieres algo nuevo y diferente, pero no abuses de los quesos o la pecana, pues son sabores muy intensos y pueden hostigar rápidamente.

 

Anuncios

Acerca de Fernando Cavero

Gourmand por definición
Esta entrada fue publicada en Recetas reinventadas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s