Frijoles de campeonato!

frijoles0

Los frijoles se comen en el mundo entero y en Latinoamérica son de una predilección masiva!  Tengo la suerte de conocer México, todo Centro América, casi todo Sudamérica y Caribe y puedo asegurar que en estos benditos países SIEMPRE es buen momento para echarse unos ricos y suculentos frijolitos!

Y el Perú no es la excepción, comemos frijol y bastante, nuestro favorito es el camanejo, que como su nombre dice, viene de Camaná, una región de Arequipa.  El frijol camanejo es muy cremoso y sabroso y si se cocina bien puede conquistar cualquier paladar.

Presta atención porque en las siguientes líneas te voy a dar mis truquitos para hacer de tus frijoles (camanejos o no), unos frijoles de campeonato!

Lo primero es garantizar la calidad, compra los mejores frijoles que puedas conseguir en el mercado.  Remójalos en abundante agua desde el día anterior.  Al día siguiente haces lo siguiente:

Primer y segundo hervor: pones en una olla los frijoles y agua fría (para medio kilo usa litro y medio de agua cruda) y prendes el fuego, alto, y esperas a que rompa a hervor.  Cocinas por 10 minutos y vacías el agua con cuidado. En la misma olla agregas otro litro y medio de agua que esté hirviendo y pones costillar de cerdo ahumado o sino 250 gramos de tocino ahumado picado.  Remueves bien y tapas la olla.  Si es de presión cocina por 40 minutos, si es normal cocina por 2 horas o hasta que el frijol esté completamente cremoso.

Aderezo: Como ya he explicado antes, el aderezo peruano debería ser considerado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad. Y por lo tanto es CLAVE, para que los frijoles pasen de ser simplemente ricos a “De campeonato”.  Presten atención, pican en brunoise 2 cebollas rojas, en cristiano, en cuadraditos.  Luego en una olla grande ponen un poco de aceite de oliva y agregan la cebolla picada, cocinen por 1 minuto a fuego medio, luego bajan el fuego y agregan 1 cucharada de ajo molido por ustedes mismos, que sea ajo puro y concentrado, pueden también usar ajo picado, pero molido queda mejor.  De inmediato agregan un poco de sal, pimienta recién molida y comino y dejan sudar la cebolla por otro minuto.  Cuando vean que se esta poniendo cristalina la cebolla y la casa entera se perfuma de un olor exquisito es momento de agregar los ajíes en pasta.  Cuales? los que tengas y más te gusten.  Yo le pongo un poco de ají mirasol y amarillo y finalmente una puntita de ají panca para dar color y sabor ahumado.  Mezclas todo, que se integre y lo tapas y dejas cocinar por otros 5 minutos revisando de rato en rato que no se queme o pegue a la base.  Cuando ya esté cortado, es decir, que el aceite separe del aderezo, es el momento de agregar los frijoles ya cocidos.

Cocción final:  Tienes los frijoles cocidos en su punto y el aderezo listo. Lo único que falta es que se fusionen sus sabores.  Cocina a fuego lento o medio bajo los frijoles y el aderezo por unos 10 minutos.  Mezcla todo con una cuchara de palo cada cierto rato, aplástalos, rómpelos, de esa manera unos cuantos frijoles se harán puré y espesarán el líquido dándole una sabor y textura únicos. Y finalmente, un secretito, 5 minutos antes de apagarlos agrégale un toque de orégano, espárcelo por todo el frijol y deja que este se infusione dándole un aroma y sabor sutil pero determinante.

Se me hace agua la boca, los frijoles son humildes pero deliciosos, son un gran alimento y están al alcance de todos sin excepción. Aprende a disfrutarlos como se merecen!

Buen provecho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s