La aventura del higo

Hace una semana, regresando del Sur, a la altura de Chilca, vi a una señora de esas que se paran en la carretera agitando un trapo como si espantaran moscas, pero que en realidad están tratando de llamar tu atención.  Esta señora lo consiguió, pues en apenas unos segundos ya estaba cerrado la compra: unos…